11 de septiembre de 2007

CON SINCERIDAD

Desearía que mis dedos sobre el teclado transcribieran las sombras de mi pensamiento que en estos días revolotean como aves depredadoras de mis sentimientos.

Me sorprendo a mi misma que a estas alturas, algunos sucesos, sigan dejando la misma o parecida huella que en los días de mi adolescencia. Aunque según parece el que nace sentimental, romántico, soñador y con desbordada fantasía es imposible de reconducir.

Tengo otro blog que podríamos denominar como más serio y formal, aunque también en él dispare mis elucubraciones mentales, deseo que éste (y así lo espero) sea más sincero; aquí no debo guardar normas ni seguir pautas.

0 divagaron conmigo: