23 de septiembre de 2007

LÁGRIMAS

Son diminutas, son transparentes,
en ocasiones hasta insignificantes
pero cuando surgen, cuando brotan,
encierran tras de sí…
un sentir, un deseo, un anhelo,
un mundo guardado dentro de mí.

Ellas… son silenciosas,
ellas… son sumisas.
Expresan un sentir,
nacen para no ahogar,
se alimentan de lo vivido,
surgen en soledad,
beben del pasado,
emergen para aliviar.

Ellas…
siempre tan calladas,
siempre tan sumisas,
siempre transparentes.

Cuando nacen,
su presencia calma el alma,
su compañía dulcifica el corazón,
su amistad aminora el instante,
su estar aligera mi pesar.

Ellas… ¡cuántos momentos… con ellas!

0 divagaron conmigo: