5 de octubre de 2007

REALIDAD


¡Cuesta tanto aceptar la realidad!
Perviven en lo más hondo de mí,
el deseo y el anhelo.
No consigo aceptar esta realidad,
me resulta imposible de asumir.
Ese sentir que me domina el corazón y las entrañas,
puede conmigo,
necesito tu presencia,
necesito que estés,
necesito que seas realidad.
Nada ahora tiene sentido,
todo ha perdido su luz.
Sé que todo pasará,
sé que la vida volverá,
pero ahora vivo el desgarro,
la ausencia y la carencia de ti.
Y la vida se queda en este ahora,
mis días se pierden tras el recuerdo,
mis deseos y mis anhelos
gritan en el más absurdo silencio de la nada.

0 divagaron conmigo: