29 de marzo de 2008

EN BUSCA DE UNA CANCIÓN


Como los pétalos a la flor
danzan las notas entorno a mí,
me embriaga la cadencia del sonido
esa música… esas notas que me envuelven,
se interpretan y suenan sin fin.

Nada me impide bailarlas, cantarlas
son de embriagadora armonía,
pudieran ser una bella canción.
Compás indefinido, impreciso, encantado…
puro ensimismamiento, mi auténtica audición.

Con el sonido de la aurora alzan el vuelo,
tocan de la mañana al atardecer
buscando una armonía, una melodía…
son las notas que componen mis días,
mis silencios y mi inspiración.

Soy la melodía distorsionada
que vaga en el sinsentido
en busca de una canción.
*

8 divagaron conmigo:

Eddy dijo...

Hola María
Paso a saludar y a conocer tu espacio tus letras me encantaron...
Te dejo un abrazo...

IGNACIO dijo...

En música entre tono y tono, siempre hay un silencio, unos prologandos, otros más cortos, a veces son los silencios, los que componen en realidad las canciones más bonitas.

La inspiración viene a veces de la mano más inesperada, y todo tiene un sentido.
Aunque no sepamos verlo.

Besos María, en este caso musicales.

TOROSALVAJE dijo...

Eres una melodía hermosa que suena bella en tus palabras.

Me gustó mucho.

Besos.

Fernando Sarría dijo...

Cómo gasto papeles recordándote,
cómo me haces hablar en el silencio,
cómo no te me quitas de las ganas
aunque nadie me ve nunca contigo.
Y cómo pasa el tiempo que de pronto son años
sin pasar tú por mí, detenida.

Te doy una canción si abro una puerta
y de las sombras sales tú.
Te doy una canción de madrugada,
cuando más quiero tu luz.
Te doy una canción cuando apareces
el misterio del amor.
Y si no lo apareces no me importa:
yo te doy una canción.

Si miro un poco afuera me detengo:
la ciudad se derrumba y yo cantando.
La gente que me odia y que me quiere
no me va a perdonar que me distraiga.
Creen que lo digo todo, que me juego la vida,
porque no te conocen ni te sienten.

Te doy una canción y hago un discurso
sobre mi derecho a hablar.
Te doy una canción con mis dos manos,
con las mismas de matar.
Te doy una canción y digo: “Patria”,
y sigo hablando para ti.
Te doy una canción como un disparo,
como un libro, una palabra, una guerrilla:
como doy el amor.


para que intentar mejorar a Silvio?..yo te doy una canción y un beso.

Luka dijo...

Eres melodía, pura melodía, las palabras llegan como notas a mis oídos. Distorsionada??Que va!!

Precioso poema, Maria.
Un abrazo!

MARIA dijo...

Hoy me llegaron vuestros comentarios como bellas melodías encadenadas.

Eddy, bienvenida a las Locuras.

Ignacio, mi querido amigo recibo tus besos musicales en un prolongado silencio.

Toro, no se te ajusta el término de "salvaje", eres discreto, delicado y sensible.

Fernando, hermosa la canción de Silvio, pero en este caso me quedo con el regalo en si mismo y con el beso.

Luka, estimada amiga siento que las palabras me las brindáis vosotros con vuestro afecto.

Besos melodiosos para todos y cada uno de vosotros.

María.

Klau dijo...

MARIA
OTRA COSA EN COMUN: LA MUSICA
NO HAY MELODIA MAS AFINADA QUE TU BELLA !!!
COINCIDO CON MI MAESTRO COMO SIEMPRE
DE LA MANO MAS INESPERADA RENACEN LAS NOTAS MAS BELLAS MAS CALIDAS Y TERMINAN SIENDO CERCANAS
Y EN EL SILENCIO
Y DE EL
SE APRENDE A SEGUIR CRECIENDO

BESOS MILES
KLAU
♫♫♫♫ ♥♥♥♥

Oceanida dijo...

Hay notas como suenos, como gotas de deliros y deseos.

Leo las tuyas, sonrio y parece que escucho la cancion que suena en tu teclado.

Un fuerte abrazo Maria y gracias por estar por mi blog siempre.