15 de abril de 2008

DE REPENTE

De repente surge
la lejanía de tu presencia,
el frío de tu calor se erige
como cuchillo que corta amarras,
como sed que reseca
la ausencia de tus labios.

De repente la luz se ensombrece
tu sombra de mí desaparece
y mi sentir siente… que adolece.

De repente el vacío se me aloja.
De repente experimento…
que no siento tu alegría,
que no vivo tu cercanía
que no percibo tu melodía.

De repente… tú… apareces.
*

20 divagaron conmigo:

TOROSALVAJE dijo...

Que bien has descrito ese sentimiento, esa lejanía que tan mal se lleva y su final.

Preciso.

Precioso.

Besos.

Ignacio Bermejo dijo...

¿Notas su ausencia justo cuando está presente? Éso es lo que he entendido. Si es éso lo que has pretendido trasmitir, eres un genio. Que manera tan radicalmente inteligente de exponer una queja.
Un beso

MARIA dijo...

Amigos TORO e IGNACIO B. me gusta recibir vuestros comentarios porqué siempre dáis amplitud a mis escritos.

Creo Toro que me entendiste muy bien, la lejanía se lleva mal, pero todo tiene un final, nada es eterno y en este caso es sencillamente una breve lejanía.

Ignacio B., déjame decirte que lo que vivo en esos instantes es una ausencia, una breve ausencia, que deja de serlo "de repente" cuando él aparece.

Besos AMIGOS.

mi despertar dijo...

Bueno somos tres yo estoy con ellos. Tu blog tierno y dulce besos

moderato_josef dijo...

Esa lejanía es la que uno (o sea yo) experimenta tantas veces...NO sé me gusta omo la expresas en tu poema. Así como me agradó encontrar tu blog. Un saludo!

IGNACIO dijo...

Hay lejanías que parecen cercanías, hay ausencias que no lo son, porque el otro está contigo en pensamiento.
No hay nada de vacio en tu poema, expresas tan bien esos instantes, donde uno encuentra a faltar la luz, que cuando el sol asoma, casi que quema con su presencia.
De repente tu me dejas "cavilando", porque son sensaciones, que todos vivimos, pero hasta ahora nadie lo expresó, tan hermoso y preciso.

Post;
Me encanta encontrarme en tu blog a Ignacio Bermejo, no creo que le moleste en absoluto, es de esos escritores que no han de perderse de vista, igual Toro, fiel acompañante de tus palabras, y todos los demás conocidos y desconocidos que se prestan a dejar, sus comentarios de una forma sencilla y responsable.

Hoy si me lo permites te dejo un beso en tu casa, en tu blog.

MARIA dijo...

MI DESPERTAR: Gracias Mucha, por reencontrarte tan pronto, me alegra leer que encuentras ternura en este blog, ¿no será que proviene de ti al leerme?.
Besos amiga.


MODERATO_JOSEF: Bienvenido a las Locuras, me gusta que te guste mi expresión y que te agrade encontrarme, a mi me ha gustado hallarte.
Un abrazo amigo.

María

MARIA dijo...

Ignacio tus palabras me abruman, siento que son demasiado para mí, sabes que valoro tus comentarios, tus poemas y que agradezco que pases por esta tu casa, siempre eres bien recibido al igual que todos los que se acercan a las Locuras, con afecto y asiduidad.

Un abrazo querido amigo.

María

Luka dijo...

la lejanía, si se hace larga, duele, pero si es una lejanía breve, como dices, yo creo que hasta sienta bien, pues aflora sensaciones, nos deja ese sabor que nos de "el echar de menos", y de postre su presencia, la alegría.

Un abrazo amiga Maria,
gracias por estos escritos, que me hacen recordar partes vividas y vivientes.

TV Digital dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the TV Digital, I hope you enjoy. The address is http://tv-digital-brasil.blogspot.com. A hug.

Klau dijo...

...De repente el vacío se me aloja.
De repente experimento…
que no siento tu alegría,
que no vivo tu cercanía
que no percibo tu melodía.

De repente… tú… apareces....

ASI MARIA...TAL CUAL....

TE ADORO
SEGUIMOS...
MIL BESOS
KLAU
♥♥♥♥♥

Oceanida dijo...

Asi pasa siempre, aunque si es breve como esta tiene solucion, la que dura, la de siempre...esa no, con esa muere todo.

Un gran abrazo.

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Es como una pequeña muerte
lo que te hace vivir el hueco del amor
ausente
y es volver a respirar cuando lo tienes
que locura es esta
que el sentimiento que más debería hacernos conocer felicidad
es el que más tiene
simas y cimas
nos hunde
o nos eleva?

SPa.Zio dijo...

MIENTRAS TE LEIA, SENTIA QUE SE ALEJABA, Y SE ALEJABA Y DE MOMENTO APARECE, ¡QUE ALIVIO!

María dijo...

Muchas gracias por tu visita a mi blog y por dejarme tu huella.

¡Qué bonito lo que has escrito! y como describes la manera de expresar más bonita esa lejanía, ese frío que a veces invade a nuestra persona, pero que todo tiene su final, puedes sentir esa ausencia, y al poco rato puede resurgir esa aparición de compañía y calor.

Volveré por tu blog, me ha gustado mucho lo que escribes.

Un abrazo,

MARIA dijo...

LUKA: Una alegría reencontrarte, siempre eres bien hallada y siempre siento que compartimos más de lo que nos decimos. Una brazo.

TV Digital: Lamento no poder contestarte en inglés, pero bienvenido a las Locuras. Te mando un cordial saludo.

KLAU: amiga eres explosiva como ese rayo de luz que se cuela por las mañanas. Seguimos cercanas. Un abrazo siempre.

OCEÁNIDA: Amiga, ¿por qué siempre te siento cercana? ¿por tu espontaneidad? ¿por tu transparencia? no sé, pero siempre me alegra encontrarte aquí o en tu casa. Una alegría hallarte. Una ola de abrazos.

MARIEL: No sé porqué te percibo como un vendabal de sentires, viviendo la vida como absorviendo todos los instantes. Te mando un abrazo para este instante.

SPa.Zio: No sabes como me alegra haberte aliviado al final de la lectura. Te regalo un abrazo que no desaparece.

MARÍA: Me gustó encontrarte, me gusta leerte porque te detienes en esas pequeñas (o grandes) cosas en las que muchas veces no solemos prestar atención. Bienvenida a las Locuras y espero seguir encontrándote. Un abrazo tocaya.

Gracias amigos, por vuestro paso y por vuestras palabras.

Fernando Sarría dijo...

ser leales con los recuerdos cuesta...verlos renacer y ser de nuevo él..eso no es un sueño?..besos.

MARIA dijo...

Amigo FERNANDO, no, no es un sueño. Es simplemente un breve espacio de tiempo en el que se echa de menos a quien se ama y surgen mil y una elucubración. Sencillamente.

Besos amigo.

Soledad Sánchez M. dijo...

Hola María:

Llego a tu blog desde el de Toro.

Muy bien planteado el sentimiento de la ausencia minúscula.

Volveré a leerte con más calma.


Un beso.


Soledad.

Supermamá... dijo...

Con farolillos, biznagas y un finito bien fresquito,
la Reina Mora te espera en **Luces y Sombras del Sur**.

http://lucesysombrasdelsur.blogspot.com/

La caseta andaluza de "Meret" y "Supermamá"
Te esperamos...
Besosssssss