23 de mayo de 2008

DESPERTAR


Nace un nuevo despertar
donde despido lentamente
las huellas de la noche.
Dejo atrás los caminos soñados,
agarrada de tu mano,
miro el amanecer contigo.

Aparece un nuevo día
y no guardo lo vivido,
ni almaceno lo sentido,
nos asiste el despertar
y despierta en esta mañana…
un comienzo… el de volvernos a amar.
*

7 divagaron conmigo:

Oceanida dijo...

Bellos amneceres, premonitorios, prometedores.

Que el tuyo sea asi...belo como tus letras.

Un abrazo.

Poiesis. dijo...

El sol del alba es el fénix en que la vida se renueva, los rincones oscuros del alma son iluminados y renace la esperanza...

TOROSALVAJE dijo...

María, eres romántica a más no poder.

Que bonito.

Besos.

IGNACIO dijo...

Deja huella la noche, y el recuerdo, lo sentido y lo vivido, deja huella el recorrido.

Al caer la tarde en el horizonte, desde la cúspide de nuestros sentidos, nos agarramos a lo amado, sin miedos, sabiendo que trás la noche siempre aparece un nuevo día.

Y con el, nuevas ilusiones, de amar como ayer, pensado como se amará mañana....

Te dejo besos amiga, tu poesía contiene algo de mística, que atrapa.

Luka dijo...

Qué despertar tan bueno y apetecible.
Precioso poema.
Qué bonitos son los comienzos, maravilloso despertar sabiendo que comienza una nueva etapa al lado de la persona con la que quieres comenzar.
Qué buenoooo!!!
Un abrazo enorme, Maria.

cosmofonio dijo...

Tienes un hermoso blog, María.

Gracias por tu visita.

Fernando Sarría dijo...

permiteme que ponga mí vértigo en estos amaneceres..besos.