25 de junio de 2008

BAJO LAS SOMBRAS


Bajo las sombras ocultas del atardecer
caminan las huellas de mis deseos,
en la oscuridad de sus pasos,
vaga la noche en libertad.

Desnudan su vida como murciélagos
avispados los sentidos y sensibles en la oscuridad.
caminan agazapados, prendidos en el instante,
entre penumbras, donde poder volar.

Son los deseos, anhelos de mis adentros
ocultos al amanecer y ante la luz del día
amigos de la noche y de las sombras
salen como ladrones a robar el sentir y el amar.
*

6 divagaron conmigo:

Luis dijo...

Será que soy idiota (o que nunca he tenido un don para interpretar los poemas) pero entendí, seguramente mal, que tienes ocultos deseos que sólo salen de ti en las noches alcohólicas y en la soledad indiscreta.

TOROSALVAJE dijo...

La oscuridad facilita la impunidad a los deseos, y en ella suelen encontrar satisfacción.

Muy bueno.

Besos.

CONRA dijo...

Hola Maria
Los instantes de tu vida los retienes y los expulsas con la fuerza de la palabra. Me gusta como escribes.
Si lo deseas te invito a visitar mi blog.
Saludos CONRA

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Desnudan su vida como murciélagos
avispados los sentidos y sensibles en la oscuridad.
caminan agazapados, prendidos en el instante,
entre penumbras, donde poder volar.


Muy interesante la analogía.
exacta y descriptiva.
maravillosa,en realidad.
y aunque sé que esto es políticamente correcto,me voy a ir a leer a Luis, cuyo comentario me pareció idiota.perdón.

IGNACIO dijo...

Es curioso como cada uno tiene una forma peculiar y casi única, de vagar por las sombras de nuestros deseos.

Particularmente cuando algo deseo, lo pienso intensamente a cada instante, y los instantes se vuelven días, hasta que puedo hacerlos realidad.

Muchas veces los deseos permanecen como un grifo que gotea incensante y no para de manar.
Tus adentros de hoy son profundos.
Para cavilar.

Besos María amiga.

Oceanida dijo...

Los deseos siempre afloran en circunstancias unicas.

Entre las sombras se despliegan los miles de ellos que se ha perdido y los que nacen de esas muertes.

Bello como siempre amiga mia.
Te envio un abrazo desde este lado del oceano.