6 de junio de 2008

ESTOY SIN ESTAR


Hay momentos
en que el tiempo se para,
el mundo se detiene
y aunque las actividades
y el quehacer sigan su mecánica,
algo en mi queda en el aire
y vaga en un sin tiempo,
en un sin lugar,
el alma se aleja del cuerpo
para existir sintiendo,
para respirar la sutil esencia que la embarga,
un vivir aparte
aún estando en mi.

Estoy sin estar,
vivo sin vivir aquí,
amo sin que estés,
vuela mi mente sin que mi cuerpo denote,
están mis pensamientos ajenos y lejanos
sin que nada se muestre en mi...
y es que estoy viviéndote y amándote
sin que nada desde fuera,
sea visible en mí.
*

14 divagaron conmigo:

TOROSALVAJE dijo...

Sé cual es ese sentimiento. Cuando nuestro cuerpo funciona autónomo de nosotros.

UN BESO.

Poiesis. dijo...

"La ausencia es al amor lo que al fuego el aire: que apaga al pequeño y aviva al grande."

Tu voz una vez más repercute en nuestro interior como un eco que salta desde el alma.

SUPERMAMÁ... dijo...

Es cierto María...pasa que cuando el amor tiene ciertos motivos que impiden que salga a la luz, vivimos en un sin vivir y resguardamos el sentimiento en un lugar que nadie puede percibir.
Es como mirar sin ver, oir sin escuchar...y nos convertimos en compañeros del cuerpo fuera de si.

Eso pasa en la ausencia del amado ...y duele, me duele.
Bss María y buen finde

Verbo... dijo...

Me ha pasado
lo he vivido
escríbelo, son bellos momentos para escribir, asi como lo estas haciendo.

Sigue escribiendo la existencia vivida.

Un beso Poeta ♥

M.

Oceanida dijo...

Ausentes de lo que nos rodea, viviendo la vida interior lejos de el movimiento de nuestros cuerpos.

Alma. Quizas sea el alma quien se apodera de las riendas en esos instantes.

Muy bello Maria.
Un abrazo.

Ingrid U.J. dijo...

Eh!

Estando y no estando...

...Letargos vívidos en recuerdos que respira nuestra piel.

Te dejo mis abrazos y besos volados con mis alas.

Te quiero un chete!

Oceanida dijo...

Gracias Maria, estoy frente a la computadra, acabo de leer t comentario y no se si sra casualidad pero me salvas de una lagrima. Que no es poco.

Besos.

mi despertar dijo...

Bellamente escrito. besos desde el sol

María dijo...

Leo el título, no más, y yo me siento así.

Te mando un abrazo y las gracias por tus cálidas palabras.

Feliz día.

BELMAR dijo...



Sensación recurrente por estos días...

«Somos una especie de cebra que divaga entre el cambio hacia lo desconocido y el retorno hacia lo mismo. La metamorfosis de nuestro ser trae el blanco-negro tatuado en la piel, la búsqueda y el desacierto de la mortalidad.» Belmar

Allek dijo...

hola.. me parece bastante interesante tu blog.. saludos...
y mucha paz-ciencia!

Fernando Sarría dijo...

mira dentro... oirás caer la lluvia...besos.

Casey dijo...

Amores profundos, que se disfrutan a pesar de no poder tener a esa persona a tu lado....y es que cuando se quiere de verdad lo importante es desear la felicidad.

IGNACIO dijo...

Hay momentos en definitiva que nos dejamos impulsar, como fondo el sonido del amor nos domina.
Conozco esos estados, aunque en mí he de manifestarlos.

Preciosa poesía María.

Besos.