12 de julio de 2008

LADRONES DE INSTANTES


Somos ladrones de los instantes,
instantes de vida que arrebatamos,
sin muchas dudas, sin vacilaciones,
para hallar el encuentro de vivirnos.

No sabemos nuestro mañana,
pero conocemos nuestro hoy,
la lluvia nos moja, la brisa nos acaricia
y embravecidos como mares, saciamos la tempestad.

Somos saqueadores de lo oculto,
lo encerrado que nos habita,
y nos adentramos el uno al otro
para descubrir nuestro más hondo palpitar.

Somos ladrones, saqueadores del sentir
con ansiedad nos buscamos
y con amor nos encontramos.

*

12 divagaron conmigo:

Ondina dijo...

Bonito ser ladrones,saqueadores de sentires para buscarse en el otro y encontrarse en el punto que une...el amor.

Un abrazo

CONRA dijo...

Hola Maria,
Si, tiene razón. Hermoso blog el que has ido realizando.
Yo soy también una ladrona de instante, he aprendido
que la vida se absorbe poco a poco, instante a instante.
J. L. Borges lo expresa de esta manera:
… un instante cualquiera es más profundo
y diverso que el mar...
Un saludo

Raquel Fernández dijo...

Precioso poema, María. Robar esos instantes y atesorarlos es lo que da sentido a nuestras vidas.
Un beso muy grande.

Trini dijo...

Si el hoy es tan hermoso, pensar en el ayer o en el mañana es algo imperdonable, por lo que nos quita del gozar del presente.

Un abrazo

Estela dijo...

los instantes más bellos hay que vivirlos al máximo.muy bonito wapa.

TOROSALVAJE dijo...

Exactamente, ladrones de instantes para justificar nuestra existencia, para encontrarle sentido a nuesra vida.

Sé a que te refieres, y es tremendo.

Besos.

IGNACIO dijo...

Aunque no es el tema que intuyo, lo que te comento, me vino de repente.

¿Quién no ha sido alguna vez ladrón de instantes?
Incluso sin ser correspondido.

Porque de alguna forma, robamos nuestro propio tiempo, y dejamos de pensar en otras cotidianidades.
E intuyendo y pensando en lo tangible de lo que leo.

En realidad aparte de saqueadores de instantes, son protagonistas los dos,y de mutuo acuerdo, del amor de esos encuentros.
¿Hay algo más bonito?
De vivirse mutuamente...


Lo dudo.

Besos María y un abrazo,compañera de letras, (tus letras nos hacen compañía)

Clair de Lune dijo...

Somos ladrones de instantes que caminan por la vida con pequeños frascos de memoria en los que somos capaces de retener la esencia de ese fugaz momento para, después, recopilarlos en esa gran vitrina que es nuestra vida. Cada esencia es única, diferente y se guarda de forma especial en cada persona, pero no hay que volver a abrir el frasco, si no tener otro preparado para capturar un nuevo instante. Esas diminutas botellas guardan en sí los recuerdos de un tiempo que, por alguna razón, merece ser recordado, momento en el que nos hemos sentido realmente vivos; y es por eso que en la vitrina de cada uno se encuentran el rastro de lo que verdaderamente merece la pena llamar vida.

Saludos María, como siempre haces que reflexione con tus poemas.

Clair de Lune

Raúl dijo...

En tu caso, María, más que saqueadora te definiría como cierto graffitti que supo adornar las paredes montevideanas hace unos años. Decía así: "Somos francotiradores de palabras dulces"
Un beso grande

María dijo...

Muy bonito este post y la imagen, encantada de estar aquí en tu rincón, ha sido un placer visitarte.

Un besazo.

Catalina Zentner dijo...

Hoy, como nunca, siento mío este poema. Estoy robando instantes que se me retacean junto al hombre que amo.
En una batalla por su vida, palmo a palmo no le cedo terreno a la desesperanza.
Un abrazo,

mago770 dijo...

que , lindo poema que me llega en este omento justo, lo que me esta pasando. la vida misma de dos personas que se aman en lo oculto
besos y me encanto te felicito
mago