15 de julio de 2008

UN LARGO ADIÓS


¿Serás amor un largo adiós que no se acaba?
Pedro Salinas


Un largo adiós es un continuo acercamiento,
donde el sentir se niega a separarse,
donde las mañanas se resisten a oscurecer.

Si nos decimos adiós hoy, se despide el mañana,
si hay despedida, dejo todo contigo.
Ya no hay después cuando el ahora parte.
Y el ahora nació hace un instante
cuando ambos nos hallamos.

El adiós nunca se termina,
nos despedimos una y otra vez
en esta noche inacabable,
y es que amor… mi amor… se va contigo.
¿Serás amor un largo adiós que no se acaba?
*

17 divagaron conmigo:

TOROSALVAJE dijo...

Sin duda ese debe ser el mejor adiós, el que no se acaba.

Besos.

Raquel Fernández dijo...

Precioso poema. Un largo adiós es, muchas veces, una agonía. ¿Será el amor una larga agonía?
Un beso muy grande.

cosmofonio dijo...

"Si nos decimos adiós hoy, se despide el mañana"

Menudo verso... uff

Catalina Zentner dijo...

¿Por qué el amor se asocia con despedidas que duelen? Parece un sino inevitable de quienes conjugan el vergo amar en todos sus tiempos.
Ojalá que no sea demasiado largo, que el reencuentro sea posible...
Un abrazo,

Fernando Sarría dijo...

HERMOSO........besos

Inés Bohórquez dijo...

decir adios
entre los besos y la pasión
es quedarse
decir adios
y nunca marcharse
es eternamente amarse.

el amor que nunca acaba no se despide solo se espera...


un abrazo!

marea dijo...

Precioso.
Los mejores los que nunca se acaban.
marea

Verbo... dijo...

Me hicistes recordar a mi amorcito, un amorcito que no se acaba, que lo llevo muy adentro eterno, que no termina.

Un beso Linda ♥

M.

el hombre de la baraja de la derrota dijo...

cada vez que digo adios muero un poco

Freyja dijo...

hay amores que quedan tatuados en el alma y el adios se hace largo y eterno
escribes muy lindo, los versos llegan al alma
gracias por tus saludos y tu compañia
te dejo un abrazo grande y que estes muy bien
besitos


besos y sueños

IGNACIO dijo...

Son despedidas tristes las que las palabras adiós no existe, esas son las más crueles, en cambio, todas las despedidas con una palabra, son adioses que nunca se acaban, el mañana está a la vuelta de la esquina, y las esquinas son largas, tanto como las despedidas de amor que no se acaban.

¿Será que el amar no quiere despedirse, y el mañana Dios dirá?
Cavilando.

Con besos.

Mentacalida dijo...

Y cuando lo dices y no es del alma,no acaba,persiste el recuerdo que se ama ayer hoy y mañana,con aquella ternura y calma eterna.

Un abrazo.

Menta

Camille Stein dijo...

un adiós permanente, como un principio que no se acaba: un inacabable acercamiento

un beso

Luka dijo...

buff, me dejaste con el corazón en un puño.
Experimento ese largo adiós, y nunca lo había visto desde ese punto de vista, gracias Maria.
Un enorme abrazo!!

CONRA dijo...

Bonito poema Maria.
Es cierto, que cuando amamos, el adiós se descubre infinito, se nos eterniza e incrusta en nuestra mente, y nos resistimos a dejarlo
marchar.
Besos

Oceanida dijo...

Yo creo, siento que el adios no existe.
Que cuando decimos adios creamos recuerdo.

Te abrazo Maria.

Mizhel Reaño dijo...

Vaya, es genial.