29 de marzo de 2008

EN BUSCA DE UNA CANCIÓN


Como los pétalos a la flor
danzan las notas entorno a mí,
me embriaga la cadencia del sonido
esa música… esas notas que me envuelven,
se interpretan y suenan sin fin.

Nada me impide bailarlas, cantarlas
son de embriagadora armonía,
pudieran ser una bella canción.
Compás indefinido, impreciso, encantado…
puro ensimismamiento, mi auténtica audición.

Con el sonido de la aurora alzan el vuelo,
tocan de la mañana al atardecer
buscando una armonía, una melodía…
son las notas que componen mis días,
mis silencios y mi inspiración.

Soy la melodía distorsionada
que vaga en el sinsentido
en busca de una canción.
*

26 de marzo de 2008

MI VIDA... UN SUEÑO QUE VIVO


La vida es sueño, ya se dijo.
Y se dijo con razón.
Soñar la vida es vivirla dos veces,
o quizás… sólo una.
Soñamos lo que anhelamos,
vivimos lo que sentimos,
imaginamos lo que deseamos,
y en esta ensoñación
de realidad y fantasía,
de vida e imaginación,
ya no distingo si es verdad o ilusión,
ese sentir que en mí habita.

Sueño…
El suave roce de tu rostro.
La leve caricia de tus manos.
El cálido soplo de tu respirar.
La dulce mirada de tus ojos.
La callada presencia de tu presencia.
El sonido silencioso de tus palabras.
La sonrisa amable de tus labios.
La armonía de tu rostro.
Lo afable de tu expresión.
El ligero latir del corazón ¿el tuyo o el mío?
o quizás la presencia invisible del alma ¿la mía o la tuya?

Sentires incorpóreos, escondidos, callados y profundos.
Realidades invisibles, sutiles, etéreas…
instantes… que ya no sé si son un sueño
o realidades impalpables.

La vida, mi vida es… un sueño que vivo.
*

23 de marzo de 2008

EN EL DUERMEVELA

*
Del sentir, yo soy fiel seguidora.
De la pasión, inseparable compañera.
Y a pesar de todo ello,
existe en mí la eterna duda,
de ese inesperado día
donde la incertidumbre
y la vacilación de lo desconocido,
sea, en mi vida, presencia.

Habita la indecisión,
abrigo la eterna ausencia
de lo que nunca el alma tuvo,
y en el duermevela de mis días
los deseos se convierten en realidad sutil,
lo incierto se viste de situación
y en ese mundo de ensoñación
seguidora sigo del sentir
y compañera continuo de la pasión.
*

20 de marzo de 2008

PLEGARIA

(Pulsad sobre la fotografía para verla en mayor tamaño)


PLEGARIA


Haz que alguna vez yo pueda,
volar sobre sus sueños
y guardarlos de tormentas y melancolías.

Haz que alguna vez yo pueda,
pintar sus ilusiones, sus deseos y fantasías
y darles el color de la alegría.

Haz que alguna vez yo pueda,
ser canción y melodía
para que alivie su dolor de cada día.

Haz que alguna vez yo pueda...

*

18 de marzo de 2008

¡QUÉ DIFÍCILES SOIS!


Sonidos emitidos, jeroglíficos dibujados
con los que intento vestir mi sentir.
Cuesta encontraros, uniros,
expresar con vosotras lo inexplicable, lo sutil.
Delicadamente escogidas,
arropadas de íntimo sentimiento,
pintadas vais de anhelos, de buenos deseos…

Os pienso, os escribo, os digo,
y cuando os alejáis, al soltaros…
al partir de donde nacisteis…
ya no os leen de la misma forma…
ya no decís lo mismo.

¿Qué fue lo que cambió?
Sois las mismas y ya no sois iguales.
¿Qué embrujo os habita?
Si a veces dais el alma
y en otras rompéis el corazón.

Que hermosas vosotras
cuando alumbráis de alegría y de contento.
Que crueles os antojáis
cuando sin cambiar
ya no dais mi sentir,
ni significáis mi decir.

PALABRAS,
sonidos imprescindibles,
jeroglíficos inevitables,
grandes y malévolas.
¡Qué difíciles y complicadas sois!

16 de marzo de 2008

ME IMPORTAS


Me importas porque respiras un mismo sentir.
Me importas porque tus palabras mías las siento.
Me importas porque miro con la mirada de otro mirar,
de otra fragancia, de otra verdad…

Y vivo el instante vestida de nueva presencia.
Y siento el momento con la esencia de otro aroma.
Y me adolece el alma ante la semejanza,
ante la cercanía de un mismo concebir.

Por eso… me importas
porque te siento cerca, muy próximo a mí.


13 de marzo de 2008

UNO SÓLO ES MI CAMINO



Uno sólo es mi camino
y sólo por él puedo caminar.
Van conmigo mis anhelos, mis ilusiones,
mis sentires y mi desear,
todos juntos caminamos hacia un mismo lugar.

Uno sólo es mi horizonte
donde los pensamientos destellan sin parar,
son amores guardados que nunca puedo olvidar,
con ellos sigo mis días, lentos, pausados
y a veces, se me hace largo el andar.

Hay días en que el aire de los recuerdos me acaricia
y en otras, la lluvia de mis tristezas
me suele acompañar,
pero siempre y en todo momento
la calma, la alegría, la verdad... suelo buscar.

Uno sólo es mi camino,
y sólo uno… mi caminar.


10 de marzo de 2008

PIENSO EN TI


Pienso en ti como si fueras parte de mí.
Te siento tan cercano como si estuvieras aquí
y sin embargo nuestros caminos se cruzan
en distintos espacios y en lugares mil.

Hay algo que nos acerca y el viento aleja.
Hay algo que nos atrae y la razón retira.
Pero… algo hay que sigamos aquí,
aguardando, esperando… y sin desistir.

Sigo confiando, dando tiempo al tiempo
demorando el momento que… y mientras…
pienso en ti como si fueras parte de mí,
sintiéndote tan cercano como si estuvieras aquí.
*

7 de marzo de 2008

"EN TU MIRADA"

A ti Ignacio, amigo.


En tu mirada miraré al infinito
y en esa mirada que desconozco
se abre un infinito sentir.

El aire se revela comunicador del misterio,
el verbo simple se envuelve de expresión,
la calidez de las palabras entrecortadas,
limitadas, escuetas del escribir,
abren el sentir de las cavilaciones sensitivas,
dilatado arcano que abriga lo sensible,
lo indecible, lo misterioso de ti.

En tu mirada miraré lo eterno,
y en esa eternidad que nunca termina,
expandes… lo que ni tú mismo sabes de ti.

4 de marzo de 2008

DÉJAME...

*
Antes de marcharte… déjame…
el aroma de tus labios, esos que me besaron
el sabor de tus besos los que me envenenaron
la caricia de tu mirada, esa que me embrujó
el rozar de tus manos, esas que me abrazaron.

Y si quieres… puedes dejarme…
esas horas de tus días,
las que ya no quieres,
porqué una vez… me las diste
cubiertas de falsa hombría.

Déjame todo lo que te pido,
y aquello que quizá descuido,
no vaya a ser que robes otro corazón
y alimentes de nuevo tu olvido.
*