18 de mayo de 2009

SIGO SIN HALLARTE


Quizá aromé tu presencia,
quizá escuché tu sonrisa,
quizá vi tu mirada
pero andaba estrenando días
y no te supe ver

pasaron los días,
pasaron las horas,
pasó el tiempo,
las huellas dispersas
pasos alejados…

ahora ya no importa que el día sea lento,
que las horas almacenen tiempo,
como tampoco importa ese ayer…
sigo estrenando días,
aromando y viendo miradas…
más calladamente,
más pausadamente
y sigue el eco de un alma
…algo más lejos… algo más sutil

la escucho, la oigo, la presiento…
y… sigo sin hallarte.


Safe Creative #0905173639135

*

24 divagaron conmigo:

TORO SALVAJE dijo...

Quizás no ha llegado el momento todavía.

Besos.

mara-mara dijo...

María, quizás no lo sepas... pero está aquí, aqui, entre tus letras, entre los sentimientos posados en tus renglones, en este ahora que yo te leo, en el aroma de tus horas... el alma que tú no hallas late calladamente en este poema. Sigue escuchando, yo la presiento.

Besitos.

Sir Bran dijo...

Precioso eso de que todavía sigues "estrenando días", no siempre podemos hacerlo, y algunas veces los días nos llegan rancios y usados, como si fuesen de segunda mano.
Precioso el sentir que te mueve.
Ojalá nunca te detengas.
Un beso.

Malena dijo...

María, este poema tiene algo especial, las imágenes son muy bellas y los sentimientos aún más.

Más de una vez estamos tan absortos esperando algo especial, que pasa por nuestro lado y no sabemos reconocerlo, y cuando al fin lo hacemos, quizás esté ya muy lejos.

Espero y deseo que nunca pase eso en tu vida.

Besos y rosas.

Sirena Varada dijo...

Es un poema muy logrado; la ceguera de no saber ver por no saber mirar lo que nos importaba. Con elementos tan sutiles y finos descargas la tensión de vivir en la esperanza sin esperanza.

Querida María, el comentario que has dejado en mi blog es un lujazo. Y es que, siempre que recibo tus comentarios me animo a pensar que lo que escribo significa algo o va para algún lado. Muchísimas gracias.

Un abrazo muy fuerte.

Camille Stein dijo...

aromas
de presencias intuidas

el soplo
que empuja
-los días
-las noches

ecos
de sutiles músicas
en las cuevas secretas
del alma


exquisito, María


un beso

Poiésis dijo...

En la víspera del encuentro, se encierra su magia, la proximidad despierta memorias intuidas y los sueños dejan de ser sólo caricias...

SOL dijo...

Quizas sea bueno pensar en esta frase... " y sigo estrenando dias"
Algunos pueden ser buens, otros malos... pero aparecen .. y eso es bueno!!!
Bello cielo!!!
Te lleno de luz amiga!!!

moderato_Dos_josef dijo...

Tu poesía, siempre tu poesía...me deja sin palabras...La imagen es genial...Abrazos!

MAG dijo...

Llegará porque te lo mereces,
mientras sigue estrenando tus días

Besos

SUSANA dijo...

Bello Poema sobre la búsqueda, a tientas, entre el tiempo.

Saber de su existencia, más allá de lo que dicen nuestros ojos, justifica seguir...

Gracias Maria!

Un abrazo Poetisa!

cosmofonio dijo...

Y el aroma se hizo verbo...

Marisa dijo...

Y seguimos estrenando
días....

Íntimo, añorando
presencias...

Preciosos versos.

Un biquiño.

Clair de Lune dijo...

Quizá esa alma también te presienta y te esté buscando. Las olas acaban llevando al puerto que le corresponde a todo barco que se encuentre a la deriva, así que si realmente sois dos almas que os estáis buscando, llegará el momento en que ambas estrenéis un día en común.

Me encantó la imagen.

Saludos,

Clair de Lune

TriniReina dijo...

Pero sigues con la bandera de la esperanza en alto. Íntegra. Y eso empuja tus velas.

Besos

Steki dijo...

Me siento muy identificada con tus letras, María. Bello poema.
BACI, STEKI.

marisa dijo...

A veces nos cuesta recoinocer y ver precisamente a quienes más nos importan...besos guapa

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Ay ,Marìa,como me complace tu letra! AROMANDO
me parece,dentro de las imàgenes que sugiere este poema,una palabra maravillosa.

Alimontero dijo...

Qué hermoso es leerte amiga, disfrutar de esta búsqueda con tanto sentimiento....
Quizá la clave está en dejar de buscar...y sòlo mirar..
Un abracito,

Ali

semifusa dijo...

María, soy de quienes piensan que lo mejor se encuentra cuando no se busca. Lo que no quiere decir que no se sepa lo que se quiere. Y más se sabe precisamente cuando se encuentra, aun sin buscarlo.

Que tus días te conduzcan a ese eco querido...

Un besote. :)

CONRA dijo...

Hola María:
He estado leyendo todos tus poemas nuevos para mí. ¡Hermosos… muy hermosos! como todo lo que sale de tu pluma.
Gracias por pasar por mi blog y por tu comprensión.
Muchos besos.

La ingeniero dijo...

algun dia llegara elmomento,es laprimera vez que pasopor aqui y dejeme decirle que me gusto mucho,espero andar por aqui leyendole si no le molesta

saludos

León dijo...

Es ironico no, pero para poder hallar no hay que buscar, ni que esperar. Es entonces, en esos momentos no buscados, esos momentos inesperados, que sucede lo que realmente debe suceder, y nada más. No hay nada más sabio que el destino.


Bellisimas palabras María.

Un abrazo

Antón Abad dijo...

"Estrenar días", ¡qué bella frase María!
Y estrenando días vivirá aproximaciones gozosas a ese ente inhallable; huidizo como los mejores sueños, esos que no están destinados a cumplirse, tan sólo soñarse para ejercitar el lado utópico de nuestros deseos más sublimes. Sepa que Ud. es el sueño de alguien que quizás piense que Ud. no existe, y sin embargo no ceja de esperarla en sus momentos más íntimos; habla con Ud. y la lleva de paseo a sus fantasías más amables, o se deja llevar por Ud. adonde le gustaría estar.
Es bueno tener un sueño para poder volver a él tras cada desencuentro, pero se asombraría de lo que da de si a veces lo posible.