16 de octubre de 2009

HUECOS



busco pasos donde caminar,
alcanzar el regreso
todavía ausente
de lo que quizá… nunca regresará

llenar el tiempo
de espacios vacíos busco
donde nacen los silencios
en los que no habita ni la soledad

busco… sentido y día
que pinten las grietas
que dejan la noche
y su oscuridad

busco el pisar de pasos
los pasos vacíos
y que llenen los huecos
que deja la nada en su andar

busco… colmar los huecos
que agujerean la vida
sin miedo y con impiedad

Safe Creative #0910164693515
*

20 divagaron conmigo:

De cenizas dijo...

Parece mentira... la cantidad de belleza que se vuelca en versos cuando se sufre... Buscar... mejor buscar dentro que fuera... hay más respuestas.


besos

Sol dijo...

A pesar de ser tan triste esa busqueda al mismo tiempo es tan maravilloso leerlo.
Lo he hecho dos veces y creo que tres tambien algun que otro verso...

A veces cuando me siento perdida... miro hacia abajo a ver si encuentro marcas de pasos que he dado algun dia con mas fuerza... y vuelvo a transitarlos de memoria, para volver al sitio donde me refugio!!!
Besos cielo, llenos de luz para ti!!!

cosmofonio dijo...

Qué bello, María...

Ferchuline dijo...

Busco la pauta, la señal
para esquivar los miedos
que me atan a la vida
busco la puerta, el sonido
la hora de irme
la prueba de que
vienen mis propias
palabras a matarme.

Que buen lugar para inspirarme amiga, como puede ser??

Preciosos versos Maria Varu, nunca dejes de buscar.

Miles de besos y buen finde!!

Oceanida dijo...

Que tu busqueda sea fructirfera, que se llenen los huecos vacios y el alma de felicidad.

Un beso Maria.

Aglaia... dijo...

Observa lo que se encuentra dentro de ti, esa inmenso mar de sntimientos que llevan a escribir tales versos... por dolor, por amor. Pero que no han sido por el dolor de no haber sentido amor.

Un abrazo MUY fuerte,
Aglaia

Poiésis dijo...

Y muy cerca de tí, a tientas, vamos atravesando el laberinto, sabiendo que tu ovillo de luz se regenera infinitamente. Sí, muy cerquita de tí, para que los huecos de nuestra noche sean llenos por tus estrellas...

Camille Stein dijo...

huecos
como islas
... y a su alrededor
las huellas dejadas
-vacías-
sobre ausente mar


un beso, María

TORO SALVAJE dijo...

Todos buscamos. Sin descanso.
Día tras día. Conscientes o no.
Y mientras va pasando la vida.

Besos.

Alexandre Domènech dijo...

És un poema molt bonic Maria, com tots els teus, l'estil m'encanta, perquè el sento proper.

Parles sobre el buit, i bé, sols diré que s'ha de diferenciar entre el buit, i el res. Ja que en el buit, encara que no ho sembli, hi pot haver matèria, energia, etc. En el res no. Per tant, segurament parles de la buidor, de la buidor que sents, o què sento, en moments en què tant sols ens tenim a nosaltres mateixos, o hem de caminar sols, o anar a dormir amb la calidesa d'un nòrdic de plomes tant sols... Però com et dic, és com el fals buit de l'Univers, en que pot haver-hi fins i tot més energia i massa, que en la pròpia terra.

Així doncs, en el teu buit, existeix molt més que en l'etapaída companyia de molta gent.

Una abraçada.

ÀLex.

media luna dijo...

Realmente cada vez que leo tu poesía, me reocrre una sensación de cercanía. Como si yo misma fuera quien busca colmar los huecos que agujerean la vida sin miedo y con impiedad.
Un sentir profundo díficil de llenar.
Yo tampoco sé si hay camino de regreso. A veces la senda es tan estrecha que no podemos darnos la vuelta.
Un placer leer tu poesía.

Malena dijo...

Mi querida María: Cuando algo acaba quedan en nuestra alma una serie de vacíos que no sabemos como volver a llenar y hay mucho sufrimiento porque es intentar caminar de nuevo y ese camino está lleno de oscuridades y silencios, pero hay que caminarlo porque también encontraremos nuevo sentido para nuestra vida y al final, la fortaleza de haberlo podido conseguir.

Lo expresas maravillosamente, María.

Mil besos y mil rosas.

Catalina Zentner dijo...

La belleza de lo triste, el vacío y la sensación que produce.

Abrazos,

Marisa dijo...

Tus palabras son de una belleza
que cautiva.Especialmente
los tres últimos versos.

La vida es así de dura
golpea sin piedad.

Caer y levantarse, una
y otra vez.

¿Quién dijo que no se puede?

Sí que se puede, eso y mucho más.

Biquiños.

Emilio dijo...

Interminable búsqueda, María, cuando hay tantos huecos que llenar.

Abrazos.

STEVE dijo...

El vacio... la nada en el espíritu. La belleza de lo triste y la belleza de la lucha por superarlo, por superarse... Me ha encantado, y mas ru comentario en mi blog. Gracias

Angus dijo...

Hermoso poema... por cierto, me has hecho recordar una vieja historia que me sucedió de pequeño relacionada con trebol de cuatro hojas.

Jesús Arroyo dijo...

Y quedarán. La vida se queda hueca, otros llenaran su espacio físico, nunca espíritu.
Besos.

MAG dijo...

Melancólica búsqueda que seguro tendrá un final feliz

Besos María

TriniReina dijo...

Este camino de búsqueda infinita por el que no dejamos de transitar.

Abrazos