31 de octubre de 2009

INTERMITENCIA



intermitencia de la palabra,
que no se oye,
que no se escucha,
que no se dice,
que no se pronuncia
… y llega

como un pequeño riachuelo
corretea por el papel…
dice breve
dice escaso
deja entrever
el sentir que ocultamente
anida en el alma
de la mano que escribió

se esperan,
no sé cuando,
sí sé como
no sé qué momento,
tampoco qué música traerán
pero sé que están,
que pronto llegarán
su armonía sonará
son notas de un momento
o de un instante quizá

Safe Creative #0910304800766
*

19 divagaron conmigo:

Sol dijo...

Las palabras llegan en el momento preciso... ni antes ni despues... cuando el poeta siente y es ahi donde los vuelca en un papel... siempre, con la complicidad del corazón!!!
Me encantó María!!!
Besos cielo, pasa un bello fin de semana!!!

Aglaia... dijo...

Aun sin palabras y las palabras te fluyen dejandose escuchar. Palabras que llegan y logran pronunciar la ausencia de ellas mismas.
Legaran, aunque no siempre sean las que querias pronunciar. Las palabras llegaran sin poder ser detenidas.

Besos,
Aglaia

TORO SALVAJE dijo...

Palabras intermitentes que iluminan.
Como aquí.

Besos.

Catalina Zentner dijo...

Intermitentes, entre luces y sombras, siempre nos alientan en el momento justo.

Abazos,

Camille Stein dijo...

palabra
arrojada
como río
sobre mar
que interroga
la armonía oculta
del fugaz instante...


un beso, María

Malena dijo...

Y nuestra vida es esperar esas palabras que no sabemos cuando llegarán pero que cuando lo hacen germinan en nuestra alma como las más bellas flores.

Mil besos y mil rosas, María.

Roberto Esmoris Lara dijo...

Son las palabras las que crean
la mano del escritor y el papel.
se queda en blanco la vida
y el alma guarda silencio
y el viento arratra las sílabas
cuando no llegan.

Abrazo mi poeta
REL

Marisa dijo...

Es la palabra que
aún está oculta,que
pugna por salir
esperando impaciente
a que llegue su
momento,su instante.

Precioso María.

Biquiños

Emilio dijo...

La palabra, amiga María, es lo que nos distingue.

Un fuerte abrazo.

Luzdeana dijo...

Ese duende siempre en fuga...
Lo de esperarla y saber que tiene sus propios tiempos, no es más que fe. Y a eso nos aferramos sus eternos seguidores.
Un beso, qué bueno descubrirte.

Gala dijo...

Las buscamos pero a veces juegan con nosotros y se niegan a salir.
Esperan a nuestra impaciencia y como un manso riachuelo comienzas a fluir de nuestras manos.

Muy bonito Maria.

Un beso

Tomasson dijo...

qué haríamos nosotros sin ella??. Creo que es lo único que nos distingue del resto de los animales- Merecido homenaje amiga María, un beso y un abrazo

Alexandre Domènech dijo...

Els instants sempre arriben. Tant sols, que a vegades hem de deixar de demanar uns instants, i apreciar els altres que ja se'ns donen. Però ells, els instants, sempre hi són.

Una abraçada molt gran, espero que estiguis bé.

Del teu amic Àlex.

Ferchuline dijo...

No se pueda precisar el momento de su llegada, y aunque a veces frustre cuando tardan en llegar, es eso justamente lo maravilloso, que lleguen sin saber cuando, ni como ni por qué...y nos sorprendan!

Preciosas palabras como siempre amiga María Varu!!

Besitos

De cenizas dijo...

Notas, palabras, versos...gotas que sabes hacer fluir con genial maestría.

besos

Jesús Arroyo dijo...

Tenemos ese tesoro, la palabra. Tendremos que ser guardianes de su mensaje.
Un beso fuerte, María.

STEVE dijo...

Lleguen o no, son lo mas importante que llevamos dentro para dar a conocer lo que queremos compartir.

Oceanida dijo...

Las palabras se adornan en el papel solas, al compas de la mente, los sentidos y sentimientos. Uno a veces no sabe cuando, pero lo intuye. Es el torrente que se cuela en la garganta cuando llegan.

Un abrazo Maria, precioso de nuevo.

media luna dijo...

María, un precioso poema lleno de ritmo donde la palabra intermitente ilumina un instante y lo llena de luz, y por un momento se puede ver el alma del que escribe aunque sea por un instante.
Felicidades.
Un beso.