14 de febrero de 2010

SEGUIRÉ


seguiré caminando
buscando el reflejo
de un alma perdida,
sin más rumbo
que el latido del silencio,
sin más aroma
que la bruma esparcida
de una intuición

seguiré la luz
de los destellos,
los despojos
de un broche
o la palabra callada,
sin más deseo
que ver el sol amaneciendo
y escuchar al agua despertar

seguiré aguardando los días
en que tu alma
sus fuerzas volverá a hallar

Safe Creative #1002145516094
*

25 divagaron conmigo:

Oceanida dijo...

Sin duda la fuerza la transmites tu con tus letras Maria.

Un fuerte abrazo.

Adolfo Payés dijo...

Siempre sorprendes con tus poemas ,poeta..

Para estas fechas.. que la pases de maravilla..

Un abrazo
Saludos fraternos..

Feliz día...

Fernando dijo...

seguir..ese debe ser el verbo...besos

TORO SALVAJE dijo...

Que remedio nos queda.
Seguir...
Al menos lo escribimos.
Y en tu caso muy bien.

Besos.

josefina dijo...

Que bonito Maria, seguiremos esperando.
Un abrazo

SUSANA dijo...

De seguir precisamente se trata María. Y no es poco, si miramos hacia atrás y vemos el camino recorrido.

Besazo Poetisa!

Ignacio dijo...

Tu poema delata las ganas de seguir viviendo, ser despunte de cada madrugada, o broche de cada tarde, ser latido, silencio o intuición, sigue siendo tú, tal como eres, tal como te conocemos a través de tus poemas.
Generosa en palabras de poemas profundos, deja que la vida siga su cauce.
Besos.

media luna dijo...

Siempre que leo tus versos, siento que debo seguir aprendiendo.
Espero poder volver a saludarte en Zaragoza.
Un beso.

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

La consigna es seguir, es también la forma de vivir. Seguir buscando el reflejo que deja la luz de un alma perdida, atenta a los latidos que otorga el silencio mientras se escucha al agua despertar. Como no seguir ? aunque su alma nunca encuentre las fuerzas que se esperan, se debe seguir, apoyado en la esperanza. Que decirte amiga, tus palabras siempre tan profundas y sentidas. Un cariño mas que grande.

Noray dijo...

Seguiré,
continuaré,
proseguiré,
duraré,
permaneceré,
perduraré,
subsistiré,
sobreviviré,
sin más.
en ese latido del silencio.


¡Cómo disfruto leyéndote!



Un beso

De cenizas dijo...

Seguir.... y seguir... la única manera de poder llegar.


besos

Terly dijo...

En esa espera y en ese camino, seguro que se encontrarán las fuerzas deseadas para recorrerlo juntos, Hay que seguir andándolo...
Un beso.

A moonclad reflection dijo...

Hasta q el alma se rompe en jirones de fuego y se destuye el cielo bajo nuestros lapices...

Eli dijo...

Con ojos distantes,
la tormenta inoída,
camina sobre mares,
adivinando ondas.

Batido por el viento
dos veces cantó el aire,
incorporado aliento,
sucesión de aves.

Tres cuartas partes
de alguien,
en alguna parte,
una cuarta parte de nadie,
en todas partes,
simultaneidades.

TQM.

STEVE dijo...

Seguir... saber ser... continuar... el eterno camino hacia nosotros mismos.

TriniReina dijo...

Eso es algo por lo que, sin duda, merece la pena esperar. Sí.

Besos

anamorgana dijo...

Seguir, seguir y seguir, ¿Qué se puede hacer?
Estupendo poema María.
Besos

efe dijo...

Seguir luchando por ser feliz y llenar nuestra vida de esperanza.
Un beso.
efe

Marisa dijo...

Seguir caminando
con las fuerzas
que da la esperanza
de un nuevo amanecer.

Besiños

Tomasson dijo...

Persistencia, esa es una virtud que pocas veces alabamos, constancia en la persecución de lo deseado. Lindo poesía amiga María, un grandísimo beso

Sol dijo...

Este poema me trajo música... no se... es especial!!!
Asi lo senti y me gustó!!!
Bello, bello!!!
Besos cielo, llenos de luz para ti!!!

qui sap si... dijo...

I em trobaràs sense
que em busquis,
serè jo qui en la recerca
sigui l’objecte perdut.
Corba d’un camí
que ja ningú transita.
Ombra que ja ningú cercà
en l’estiu calorós.
Aigua que descendeix riu avall,
fugint de càntirs
per refrescar l’assedegat caminant.
Seré tot allò
que algun cop has rebutjat,
però fidel
a un jurament mai consumat,
seguiré perdut fins,
que l’ànima teva,
em perdoni.

Jesús Arroyo dijo...

Me quito el sombrero, María.
Besos.

Malena dijo...

Mi querida María: Antes o después siempre se recuperan las ilusiones, las fuerzas, todo aquello que nos permite seguir el camino con una sonrisa en los labios.

Gracias por tus palabras en mi blog siempre llenas de afecto. Te las agradezco en el alma.

Mil besos y mil rosas.

Emilio dijo...

Una vez más me rindo ante tus versos, María.

Muy bonito.
Besos.