10 de abril de 2010

CAMPOSANTO


muertos en armonía,
descanso de quienes
anduvieron su camino

tan sólo el cotilleo de las hojas
emiten sonidos,
tan sólo la brisa de primavera
se atreve a hablar
y es que los que allí yacen,
ya no discuten
ya no cantan
ya no caminan
sólo se dejan mirar

y les miramos
con mirada de lo vivido,
con ojos de ayer,
no tienen imagen,
quizás tan sólo el alma
que mezcladas con el viento
nos agradezcan nuestro pasar

Safe Creative #1004085938394

*

19 divagaron conmigo:

Roberto Esmoris Lara dijo...

Ya sabes que somos solamente un sueño de los muertos, y que fuimos siempre imperceptibles en su reino.
Pero será la poesía la única voz que ellos escuchen.
Besos, Maria Varu, que la vida está en tus versos.

El Drac dijo...

Bonito poema para reflexionar y como nada sabemos del más allá, cualquier opinión es bienvenida y cabe la posibilidad de que así sea. Un abrazo

TORO SALVAJE dijo...

La muerte.
El gran drama.
No quiero ni pensar.
Buen poema María.

Besos.

Emilio dijo...

Versos para un descanso eterno de tantas almas que se fueron.

Abrazos, María, y que tengas un buen fin de semana.

anamorgana dijo...

Estupendo poema sobre la muerte. Para reflexionar sobre algo sobre lo que nada sabemos, EL MÁS ALLÁ ¿existe algo? depende de las creencias de las personas.
Besos

Catalina Zentner dijo...

Y nos quedan los recuerdos a cambio de una flor...

Abrazos,

Oceanida dijo...

Que bonito Maria. Los Camposantos reunen todos los recuerdos de quienes un dia estuvieron presentes en nuestra vida, y aveces parece que nos susurran cuando caminamos por sus aposentos de piedra.

Un fuerte abrazo.

Verbo... dijo...

Eso, el alma, ¿a dónde fué a reposar el alma?

besos.

Ferchuline dijo...

Coincido en que es un bello poema amiga, y en que nadie tiene bien claro que es lo que hay mas alla, si es que hay algo..pero creo que se trata de ir reuniendo las piezas y cada uno lo sobrelleva de la manera en que puede y siente.

Me gusta pensar que el alma se mezcla con el viento, tal vez nos agradezcan nuestro paso..tal vez nos acompañen por siempre, no lo sé.

Beso fuerte María Varu!

De cenizas dijo...

Quizás vamos... para ver cómo será nuestro futuro...



besos

Ignacio dijo...

Hay quien los mira y nuestros ojos, los observan en un ayer que se hace presente.
Hay quien los sueña, sin camposantos, yacen en la yerba de los prados, descansan en las nubes, y nos miran silenciosos nuestros pasos.

Besos Maria, una entrada de espíritu.

Malena dijo...

Es un hermoso poema, María. Quizá esa serenidad del Camposanto es debida al silencio de los que allí reposan y como dicen tus versos, agradecen la visita del que viene a acordarse de ellos.Es muy bello.

Mil besos y mil rosas.

Elena dijo...

Tan solo el cotilleo de las hojas.

Preciosa metafora. Un poema que dice más de lo que se lee...
Besitos

Marisa dijo...

Quizás sean sus almas
las que en murmullos
de hojas, nos adviertan,
cuán raudo es el tiempo
que pasa.

Biquiños María.

SUSANA dijo...

Quizás así sea Querida María. Y como nada sabemos de ese río que alguna vez tendremos que cruzar...me quedo con tu propuesta...los poetas presienten más y mejor que nadie las almas.

Besazo mi guapa Amiga!

efe dijo...

frases para pensar que un día ojala lejano llegaremos allí, pero me quedo ahora con la paz que destilan tus letras muy hermosas y ciertas.
Un abrazo.
efe

qui sap si... dijo...

Guardat en pots
de totxanes i ciment
amb pintura de calç
o sota la catifa
d’una terra seca
amb cirereta de flors de plàstic,
tenim un passat que ja no pesa,
uns records que no s’obliden.
Els morts es desfan en la tomba
com els seus records en la memòria,
mentrestant es pinten de color sèpia
les fotos que fa temps estan desades
en calaixos plens de retalls
de les nostres vides
fent un poti-poti que el temps fa bullir.
Només les velles esposes,
i els solitaris desolats,
esperen a la parada del nínxol,
l’autobús dels records
a la línea del temps perdut.
Flors que marceixen l’ànima dels portadors
que ja volen restar amb els essers estimats,
que pinten de gris els dies del calendari,
un gris cendra del pols que tots serem,
mentre els vents escampen per la regió
el dol dels cors que més s’estimen callar
entre els sanglots dels plors
que no acaben de pujar
per un camí que ja se saben.
Guardats en aquestes urnes del record
qui sap si no són ells,
qui ens animen a caminar

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

La contundencia se hizo presente con la belleza "solo se dejan mirar ...". Camposanto, lugar de cita con nuestros muertos, camposanto lugar de monólogos y contestaciones espirituales. Ellos, ahí y nosotros también acá. Nunca se han ido, solo han tomado distancia. Su plano de luz nos indica la compañía y en ella la presencia aunque "solo se dejen mirar...". Que maravilla, no quiero dejar de escribir, pero debo hacerlo. Vos sabés lo que pienso de tus letras. Solo agrego un beso inmenso mi querida amiga.

Eria.. dijo...

Que bonito parece, con el miedo que me da.