30 de junio de 2010

DÉJALES




si la mirada despierta
desnuda de ceguera
si te libraste de la penumbra
de otra noche sombría
si al despertar
escuchas el susurro
de los buenos días...

es que ya cesó la oscuridad

si te miran
las nubes a su paso
si te sonríe el alba de la mañana
si algún beso te quiere besar
y sientes que el viento te zarandea

déjales acercar...

que viene el olvido
a llevarse del alma
su turbiedad

Safe Creative #1006286689853

*

16 divagaron conmigo:

TORO SALVAJE dijo...

Si.
Que se acerquen y que nos alejen de la turbiedad.

Marisa dijo...

Que nunca haya ceguera
para ojos que quieran mirar,
que el olvido lleve siempre
esa fría oscuridad.

Que el alba nos sonría María.

Es un lujo poder disfrutar
de tus palabras.

Besos

anabel dijo...

Siempre a la espera del alba generosa, que se lleve la oscuridad y nos inunde de luz.
Bienvenido el olvido.
Un abrazo, un placer leerte.

Angel Castillo Fernández dijo...

Ese amanecer me parece tan lejano... y engañoso como un canto de sirena.

Pablo Hernández M. dijo...

otra oscuridad llega... otra mañana también... nos define lo que haremos en el intervalo... caer es una necesidad, levantarse es una obligación

saludos, te seguiré visitando

Roberto Esmoris Lara dijo...

Ser flor, ser aire, ser hierba, ser alma del sol, de la lluvia, de la luz y de la niebla. Simplemente ser el corazón del sueño, como la voz de tu poema.
Besos, amiga

Zârck. dijo...

Jajajaja María, espero que encontraras todas las puertas eh. Sabes que para tí están siempre abiertas.
Un beso.

MartinAngelair dijo...

si te miran

es que ya cesó la oscuridad

...



Me da tristeza reconocer, que muchas veces nos miran, y no sabemos dar las gracias por su luz.





Este poema me lo quedo María.



Y rezo, aunque no me creas, no ya para que me miren, que sí lo hacen, sino, para que sea lo suficientemente amable en reconocer su luz.





Muchas gracias guapa.
Beso y buenas noches.

De cenizas dijo...

Tarde o temprano viene.... y vuelve... hasta el olvido definitivo.



besos

Maria Varu dijo...

la repetición de los actos y/o momentos, hace que muchas veces, no reparemos en ellos, que no nos detengamos en su presencia...

pero nos influyen positiva o negativamente... uno sabe cuando está bien y cuando nos parece todo bello y agradable

en otras ocasiones nos sentimos malhumorados sin aparente motivo, pero mentalmente recorremos los instantes y podemos saber también por qué nos sentimos malhumorados...

solemos vivir deprisa, acomodados en la repetición de los instantes, pero todos pueden tener su propia particularidad y nuestra singular mirada...

buenos días, Flor... bello despertar

besos

MartinAngelair dijo...

Buenos días, María, para ti, y tu casa,... :)



Besos.

Justy Walker dijo...

Un hermoso triste deseo que despierta la melancolía... e impide el olvido...

Besos

Terly dijo...

¡Ay... esos amaneceres del alma que no siempre llegan! O al menos no lo hacen cuando los necesitas.
Yo los dejo que se acerquen, querida María, son ellos los que parece que me tienen miedo.
Un bonito poema.
Un beso.

Catalina Zentner dijo...

Déjales y sigue el rumbo de la poesía, de la mirada serena, de la profundidad del azul...

Abrazos,

malena ezcurra dijo...

Que llegue el olvido de una vez por todas.


Sueño en tus palabras.


Te abrazo María.



M.

Eli dijo...

Al desierto lle(v/g)an,
todas las puertas abiertas.

Déjales su déja vu.

Que he de encontrar las maneras,
de forzar al viento y dar las gracias, por hacer de tí, la única de ellas, aún cerrada.

Besos.