4 de julio de 2010

VACÍO DE PLENITUD


aliento que se derrama
como un arado
surcando los desniveles
del alma

entrañas
donde se alojan los gritos
que nadie puede escuchar

balas en la recámara
de un arma
cargada de la pesadumbre
de los días
donde la batalla se entabla
en un desierto sin arena
y el sentimiento
no es más...
que el vacío de una plenitud

Safe Creative #1007036728372
*

11 divagaron conmigo:

Eli dijo...

El alma es foto,
instante preso,
de eterno desconcierto.

Un ángel que empeñó su aureola,
veo con sombrero de cocinero y cacerola.

En el fuego del aliento,
arde lentamente el pensa-miento.

Besos.

moderato_Dos_josef dijo...

ciertamente el sentimiento no es más que el vacío d euna plenitud....
Me gusta esa definición.
Besos.

efe dijo...

Los sentimientos son el equipaje de un buen sentidor de vivencias.
Cuando se siente se crea y eso pienso que se guarda como un sentimiento.
Como siempre tus letras llenan.
Un abrazo.
efe

TORO SALVAJE dijo...

Ese vacío araña.
Duele incluso al ser leído.


Besos.

Malena dijo...

Mi querida María: Cada verso es una lágrima que sale de tu alma. Es un bellísimo poema.

Mil besos y mil rosas.

Roberto Esmoris Lara dijo...

Tirar el arma, que el desierto se llenará de arena, saldrá el grito de las entrañas, se levantaran ciudades con ventanas abiertas y la plenitud navegará en los mares bajo cielos azules de sentimientos.
(a veces mirar la cara del futuro es traicionar el presente)

Besos, amiga querida, poeta del alma!

Marisa dijo...

Esos gritos que pujan
por salir del alma
serán algún día esperanza
que llenarán el vacío.

Hoy el sentimiento
son poderosas palabras.

Un abrazo de corazón.

Oceanida dijo...

Hay vacios que nos llenan de nada. Como estos. Absolutamente repletos.

Un abrazo querida Maria.

ybris dijo...

A veces lo único que sacamos al analizar nuestro sentimiento es el vacío que provoca la ausencia de plenitud.
Quizás es que a veces más nos define lo que nos falta que lo que tenemos.

Besos

Verbo... dijo...

El anhelo de la plenitud.

besos.

Justy Walker dijo...

Qué difícil es a veces sacar "eso" que llevamos dentro, verdad?

Besos