1 de febrero de 2011

YERMOS


nunca hallé el seno
donde nacen los deseos

desviados del azar
son matriz donde se alojan

los descubrí descansando
en tierras inhóspitas
o huyendo hacia el silencio

fértiles rizomas nacen
arraigan en crecida descendiente
a la luz de la oscuridad se asoman
... la tierra es su latido

brotan los amores
aguardando la luz del amanecer
la mirada ciega
los oídos sordos
el aire alborotado
la espera impaciente
mientras
una dulce brisa acaricia el alma

la tierra yerma es su abrigo
nunca verán la luz del sol

Safe Creative #1101318383812

*

11 divagaron conmigo:

TriniReina dijo...

Sólo lo cubrirá la tristeza. Nada yermo puede ser gozoso.

Besos

De cenizas dijo...

Las lluvias de abril hacen milagros, espera.


besos

sedemiuqse dijo...

No podemos dejar de ser...pero hay quién será como si jamás hubiese existido.

Besos y amor
je

Sir Bran dijo...

Brotes de amores contenidos, apartados de la fotosíntesis.
Desde luego que tienen su profundidad y su hermosura.
Pero no pueden tener la luz del sol.

Es igual, el silencio puede decir cosas más altas que el sonido.
Pero que no nos falte la creencia.

Dale agua al menos, a esos brotes callados.
Besiños.

MAG dijo...

Quizá esos deseos no vean la luz del sol,
pero llegarán unos nuevos, que se alojarán en tierra firme y tus ojos brillarán.

mientras disfruta de la brisa

un beso

SUSANA dijo...

Quizás sea su trágico destino, pero hoy tienen tu bella poesía que los ilumina. Hoy son, tristes y yermos pero son.
Buen Trabajo Querida Marìa! Besos muchísimos mi Poetisa!

MaLena Ezcurra dijo...

Quizás no debo decirlo por acá, quizás me dejo llevar por la emoción de tu palabra, pero al leerte sentí la misma sensación de corazón tibio, de lluvia en las ventanas que cuando leo a Pizarnik.


Mil besos poeta


M.

Terly dijo...

Ya el poema lo empiezas con un triste lamento, pero no obstante, si a pesar de no encontrar el seno del nacimiento de los deseos, consigues cumplirlos, el lamento se transformará en gozo.
Bonito poema, María.
Un beso.

qui sap si... dijo...

Et veig trista
i et se trist el cor
mentre ignot
no descobreix
la llar del desigs,
allí on l’escalfor
és flama
i la flama passió.
Et creus erma
i veus estèril
el temps de la cerca,
l’instant abans
de l’oblit,
el pas aletargat
vers uns sentits
embotats,
nuls per insistir
i si més no,
hi són
treballant
en el retorn dels mots,
dels sons,
de la llum,
d’aquella pell flonja
que endevines
destriant els records
que la mantenen viva,
i tu encara la creus morta,
com la terra erma
del teu passat,
com els camps salobres
d’un altre cid desterrat
de la terra
dels seus sentiments.

Pablo Hernández M. dijo...

pero crecerán, salvajes!

saludos

Igna dijo...

LLegan los deseos,
como el viento,
silencioso y trémulo,
al cabo del tiempo,
como las borrascas,
son deseos de fuego.

Cuando se han marchado,
nos quedamos tan apagados
que miramos la tierra,
sin encontrar lo surcos.

Será cuestión de mirar al cielo...
O al horizonte, allí donde dicen descansan las almas...

Besos.