1 de marzo de 2011

CANSANCIO



esas horas que llenan el tiempo
ese tiempo lleno de horas
ese vagar obligado de los pasos
ese caer de circunstancias
instantes empujándose…
cadena perpetua de movimientos
sin reposo
sin un alto
sin una tregua
sin una pausa
tragándose el tiempo
en una inacabable procesión de horas

detener
el avance de sus pasos
y podar el ayer
hay que injertar el deseo de mañana
y vestir las quimeras de sueños
y respirar el aliento del aire
... encender de nuevo el fuego
y sentir la humedad de la lluvia

aguarda...
aminora tu paso...
que llevo conmigo el cansancio de lo andado

Safe Creative #1102288600947

*

14 divagaron conmigo:

De cenizas dijo...

Cansancio... ¡Pero que no llegue el tedio!


besos

Luisa Arellano dijo...

Las pausas están infravaloradas... vivimos un mundo de agonía y bulimia...

Abrazo enorme.

Terly dijo...

La importancia que en la mùsica tienen la "pausa" o el "silencio" en la vida se hace imprescindible. Recojamos velas, aminoremos la marcha y permitàmosnos el placer de contemplar el sol escondiéndose tras el horizonte.
Desde Italia, besos unidos a mi recuerdo.

Sir Bran dijo...

Estemos hechos de tiempo... y de pasos, caminar es creer, pausando las hojas que brotan para nosotros ante la sola exigencia de que las miremos,
me gustaría creer que todavía te queda agotamiento para dedicarle a años venideros.
La vida está hecha de tiempo... y de pasos de los soñadores.
Besiños.

Pablo Hernández M. dijo...

"andar cansa, detenerse descansa... parar desespera... hay que seguir en movimiento, ser como el tiempo: tener pasado, tener futuro pero ser presente"

saludos!

josefina dijo...

Ese es mi verdadero problema, el cansancio.
Un beso

SUSANA dijo...

Tu “Cansancio” se hace sentir letra a letra, porque es tuyo y es nuestro, porque lo andado a veces pesa como un yunque y el deseo de mañana no acude a la cita. Precioso trabajo Querida Amiga! Besitos talentosa Poetisa!

Ingrid U.J. dijo...

"que llevo conmigo el cansancio de lo andado"

Wow! Entre cansancio y quimeras aguardo el tiempo para el descanso y el arribo de nuevas fuerzas sujetas en tus letras.

Un abrazo

Igna dijo...

No digas nunca no puedo más y acá me quedo.

Te digo que es necesario el cansancio para poder descansar bien, y seguir soñando.
¡Hasta en sueños nos cansamos!
... Y sin embargo, que díficil nos resulta podar el ayer, más aún arrancarlo de raíz y podar semillas de tiempo nuevas.
No digas nunca no puedo más, ni aminores a voluntad el peso del cansancio y el paso de este intante.

Besos Maria.

Sexo y nicotina dijo...

Injertar el deseo del mañana, quimeras sueños, cansancios sin silencios.

Que me trague el tiempo.
¡Qué bonito!
·Pilar

moderato_Dos_josef dijo...

Si demasiadas horas. siempre demasiadas... Por qué nos cansamos?
No debería sucedernos, pero la vida es así.
besos.

xanela dijo...

A esos pasos sin tregua
también debemos imponerle
pausa, se necesita de la calma
para darnos cuenta
de cuan corto es el camino.

Muchos besos

Anna Bahena. dijo...

Ojalá un día lográramos ponerle zancadilla a los relojes y que en vez de procesiones llevaramos sonrisas como velas...
Que hermoso poema. Que hermoso leerte nuevamente.

Un abrazo.
Anna.

qui sap si... dijo...

Volen els peus encarats
i entrelligats
com en una cremallera
que s’obre i es tanca
al so impertorbable
de la música.
Cadències
que tornen a renéixer
en cada tomb,
en cada parada,
en cada saltiró,
que el so els hi demana.
Sense parar
amb una lluita constant
contra un temps
que s’esgota.
Com el cos cansat
que demana un desmai
per reposar.
Però com renunciar
a tenir el seu cos
entre les mans,
com notar la calidesa
que surt
entre les sedoses capes
del seu vestit
i voler renunciar-hi.
Lluitaré entre el desig
de notar-me seu
per uns moments
i el de renunciar
al vol dels seus cabells,
serà el so
el meu testament
i la música mortalla
del meu cos,
morirem tots dos
en el silenci
de l’adéu
d’un ball finit,
camí d’un destí
de pluja i foc
més enllà
de qualsevol soledat,
de qualsevol silenci,
de qualsevol adéu
que m’allunyi
del cansament compartit,
dels darrers balls
per sobre un parquet
esgotat de records
de passos enlairats
uns amb els altres,
reguitzell de somnis perduts,
de suors encomanades,
de desigs incomplerts,
de temors al demà insignificant
de la mediocre quotidianitat.