3 de abril de 2012

LLEVO

Fotografía: Adrián J.



llevo conmigo el beso
de un instante vivido
la luz de una mirada
y veinte gramos de eternidad

por llevar llevo
un latido que no cesa
abiertas las manos
y los brazos extendidos
... dulce carga y mudo coraje
que me incita a caminar

y en cada día de lluvia
una tierra sedienta se abre
para beber las trémulas gotas
que se deslizan en silencio
sin saber nunca cuando me alcanzarán


Safe Creative #1203311398067

*

8 divagaron conmigo:

Fénix dijo...

Llevamos tantas cosas, en nuestros hombros, en nuestro corazón. Todo cuanto recogemos a lo largo de nuestro caminar, en ocasiones lastre, en ocasiones motivos para continuar.

Llevo... Llevo cada segundo de mi vida tatuado en mi cuerpo, intrincado mapa de experiencias y sentimientos que comienza allí donde crecí conectado a quien vida me otorgó, y termina en cada rincón que su piel, mi debilidad, acarició. Llevo... llevo su recuerdo en mis ojos acurrucado, esperando devolvérselo de mi boca a sus labios.

Un abrazo

Oréadas dijo...

La memoria nos da de beber recuerdos que dejan huella.
Un saludo

Gloria Reyna dijo...

Hermoso llevar,especialmente esos 20 gramos de eternidad,esas manos abiertas y ese latido que no cesa..
Interrogante futuro no exento de esperanza.
Un abrazo

lichazul...elisa dijo...

llevemos todos los besos que nos brotan hasta el último día de vida y reguemos con ellos los labios y las amapolas

PRECIOSO POEMA !!!
un placer leerlo y releerlo

besitos y luz

TriniReina dijo...

La eternidad nace y muere con nosotros. Sólo ella sabe cuánto nos pesará el último día...

Besos

Sir Bran dijo...

LLevas...
la razón obligada
la luz concreta,
llevas un lamento
vestido de esperanza,
y algunos gramos (más de 20)
de verdadero sentimiento.

Tus letras siempre me esperan.

Besiños.

Igna dijo...

Llevas la poesía en lo profundo, allí donde nosotros no llegamos tú nos enseñas.
Los brazos extendidos me pregunto si volando o esperando, sea como fuere como bien dices la tierra se abre cada día, y arraigamos casi siempre en el calor más humano.
Bs.

Marisa dijo...

Llevas esa luz que te acompaña
y muchos latidos que aún quedan
en cada gota de lluvia.

Un beso