19 de junio de 2012

ESPINA

Fotografía: Arnold Genthe



has de ser el camino perfecto
donde los pasos huyan
después de rozarte
a mil kilómetros
de ignorada distancia

cruce de fuegos
y un cielo inhóspito

vuelo del ave
que busca la espina
donde elevar
su último canto
al amor vivido…


*

11 divagaron conmigo:

lichazul dijo...

como aquel ruiseñor que dió su sangre para que la rosa fuera más roja ...terminó siendo despreciado todo su sacrificio


suele pasar y es triste

un abrazo

Elizabeth dijo...

Tu palabra da vuelta al cuerpo para hallar espacio donde florecer. Bello escrito María. Capaz de abrir la transparente oscuridad del cuerpo con desgarradora belleza. Besos.

De cenizas dijo...

Inmolarse en la espina de una nube... ¿será un ángel enamorado?


besos

Marisa dijo...

Un amor
un camino
hasta el último
aliento.

Bellísimo.

Un beso

Sir Bran dijo...

A veces existo descalzo,
pienso en dos hálitos
y busco una armonía rota,

me gustaría retarme mi mismo
a ser ese camino quebrado
curvo y rayado,
que de evidente...
aún sueña la perfección.

Un beso.

Zârck. dijo...

Buenas María, cuánto tiempo sin saber de ti. Me alegro de que sigas paseando por mi Jardín de vez en cuando.
Un saludo.

Catalina Zentner dijo...

La espina está aguardando nuestro paso, es inevitable. Pero el florecer y el perfume de la flor nos permite seguir andando.
Abrazos,

Gloria Reyna dijo...

Otro de tus apasionados y bellos poemas.
Cariños

Rosa María dijo...

Es de considerar siempre el último canto del amor vivido, pero es menester dejar en el espacio el eco para retomar melodías a otros amores qu estan por llegar.

Un saludiño

ALE. dijo...

A veces irse es la mejor entrega...

Elizabeth dijo...

El amor hoy sabe a tí. Antorcha permanente del alma. Besos.